Cocina lenta y saludable

El mundo se ha rendido a las bondades de la cocina lenta. Cada vez son más las cocinas en las que las slow cooker u olla de cocción lenta ocupan un lugar destacado. ¿Cuál es el secreto del éxito de la cocina lenta y saludable? Si quieres saber por qué cada vez más expertos en nutrición y amantes de la cocina están apostando por el slow cooking como parte de una alimentación saludable, ¡sigue leyendo!

Queremos comer sano

Tras unos años donde la comida rápida y la comida basura han estado muy presentes, ahora el gusto por la cocina tradicional y saludable está en auge. Somos cada vez más conscientes de la importancia de llevar una alimentación saludable, evitando los alimentos procesados. Nos preocupa la repercusión que la alimentación tiene tanto en nuestra salud física como en nuestra salud mental.

Ha aparecido una conciencia alimentaria que está resultando clave para lograr una verdadera alimentación saludable.

Hemos aprendido a valorar los buenos alimentos, añoramos esa cocina de nuestra abuela basada en productos naturales donde se cocinaba sin prisa y con mimo. Ese chup chup a fuego lento de los pucheros que es capaz de nutrir, a la vez, cuerpo y alma.

cocina tradicional con olla lenta cocina de las abuelas

Y en este camino en busca de una alimentación saludable la cocción lenta se ha convertido en uno de sus principales referentes porque es una de las maneras de cocinar más sanas que existe.

5 motivos por los que la cocción lenta es saludable

Cocinar lento es saludable. Muchos expertos en nutrición disfrutan y recomiendan los beneficios de cocinar en una olla de cocción lenta o crockpot.

La cocción lenta y a baja temperatura nos ofrece resultados imposibles de conseguir con otros métodos de cocción. Cocinar en crockpot potencia el sabor, la textura y el aroma de los alimentos tal y cómo lo hacía la cocina tradicional.

Las principales ventajas de cocinar en olla lenta son:

1. Preserva los nutrientes

Las crockpot cocinan a baja temperatura, lo que permite preservar mejor los nutrientes de los alimentos.

La comida acaba perdiendo gran parte de sus nutrientes cuando usamos altas temperaturas para cocinar. Las altas temperaturas, además, pueden llegar a generar químicos dañinos en los alimentos. Algunos estudios han relacionado la ingesta de carnes asadas, fritas o a la barbacoa con un mayor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. Por ello, junto a la cocina al vapor, cocinar en olla lenta es realmente la manera más saludable de cocinar.

2. Conserva los sabores

Cuando cocinamos en olla lenta los sabores se concentran de una manera extraordinaria. El resultado son elaboraciones saludables pero que conservan todo su sabor y resultan sabrosas y apetecibles. Porque comer sano no tiene que ser aburrido ni significa renunciar al sabor. ¡El slow cooking nos permite todo lo contrario!

alimentos saludables como ingredientes de recetas para olla lenta

3. Utiliza ingredientes naturales y saludables

La mayoría de las recetas que se pueden preparar en crockpot y ollas de cocción lenta son recetas que incluyen una gran variedad de verduras y hortalizas. Estos alimentos son la base de una alimentación saludable.

La cocción lenta permite además conservar toda su fibra, sus antioxidantes y sus micronutrientes, teniendo como resultado unos platos sanos y equilibrados.

4. Mejora las digestiones

En el caso de la cocción lenta de carnes y pescados, las bajas temperaturas hace que se obtengan mejores resultados. Las altas temperaturas provoca que las fibras de colágeno de estos alimentos se contraigan y las piezas pierdan humedad, lo que hace que en ocasiones resulten díficiles digerir.

Sin embargo en una olla lenta las bajas temperaturas a las que se realiza la cocción transforman el colágeno en gelatina, dando como resultado recetas de carne y pescado tiernas y jugosas. Si cocinas con una crokpot puedes despedirte de las digestiones pesadas.

5. Es fácil y barato

Para disfrutar de una cocina saludable y de unas recetas deliciosas con una olla de cocción lenta no necesitas tener la habilidad y los conocimientos de un gran chef. Preparar recetas en una crockpot es tan fácil que conseguirás estupendos resultados incluso si estás haciendo tus primeros pinitos en la cocina.

Las ollas lentas son fáciles de limpiar y de mantener y además te ayudan a ahorrar energía. Puede que tengas la idea de que tener un electrodoméstico enchufado y funcionando durante tantas horas puede resultar muy caro. Nada más lejos de la realidad, las ollas lentas consumen muy poco. Mientras el horno o la vitrocerámica consumen hasta 5 veces el consumo de una olla de cocción lenta es comparable al de una bombilla de 75 W.

Si quieres apostar por una cocina saludable, ya sabes, ¡pon una slow cooker en tu vida!

Visita el blog para estar al tanto de las últimas novedades de las ollas de cocción lenta.

Deja un comentario